Publicado en Dinamiza tus clases

¿Trabajas mas que tus alumnos en clase?

Silencio gracias, abrid el libro por la página 87. Vas a hacer lo que sea para seducirlos con el apasionante tema que TE toca explicar hoy: la cuenta de pérdidas y ganancias. “Porque si queréis montar un negocio dentro de un par de años, os gustará saber de qué va esto, cómo se hace y para qué sirve” sueltas a toda la clase con el objetivo de atraer su atención dormida. Durante los siguientes 45 minutos te desgañitas explicando cada uno de los elementos de este documento del demonio. Y no solo eso, sino que también tienes un PowerPoint de la leche con ejemplos de cuentas de pérdidas y ganancias reales y ejercicios variados que completarán durante los últimos 15 minutos de clase. ¿Te suena?

No me extraña que estés cansado y tus alumnos se quieran morir. El verdadero proceso de enseñanza-aprendizaje tiene lugar cuando los alumnos debaten, intercambian ideas, explican los unos a los otros, se dan consejos, sacan conclusiones, trabajan en equipo… y no cuando tus alumnos lo único que hacen es escucharte durante 40 minutos. Y lo mejor viene ahora: ¡todo esto que te cuento lo hacen ellos solitos! Tú dirige y organiza que para eso eres el profesor y de lo demás no te preocupes. Además, ya has hecho el trabajo más duro: reciclar contenidos y diseñar actividades. Ahora solo le tienes que dar un giro a la manera de enfocar tus clases. Y has oído un millón de veces lo de “dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo” pero sigues R que R haciendo lo mismo de siempre. Así que ya va siendo hora de entrar a la acción. ¿Te animas a leer algunos de mis trucos?

Acuérdate del último curso de formación al que fuiste. Estuviste a punto de dibujarte unos ojos en los parpados para poder echarte una cabezadita sin embargo sobreviviste cómo pudiste gracias al dibujado florecillas en las esquinas de tus notas y a la escritura en forma de esquema de algunos de los temas que el ponente comentaba. Ni a los adolescentes ni a los adultos les gusta escuchar rollos patateros durante horas. Los temas sonaban interesantes en el panfleto que leíste online pero la realidad dejó mucho que desear. Aquí te dejo algunas ideas que funcionan y que practico todos los días.

  1. Practica lo que yo llamo: “arranque cautivador”. Comienza la clase con algo que atrape la atención de tus alumnos y dedica los primeros 10 minutos a esta actividad. Depende del tema que quieras que TUS alumnos aprendan y de lo que hiciste el día anterior. Puede ser el titular de una noticia, una foto, una pregunta sin respuesta, un post-it note en el que escriban ejemplos sobre algo, etc.
  2. Aparca el miedo a no explicar. Recuerdo el primer día que di clase. Yo hablé y hablé y muy rápido además. Explique tres de los temas que ahora explico en dos semanas en menos de una hora. Nadie nace aprendido pero no pierdes nada por experimentar ¿no? Déjales hacer. Pueden leer los elementos de la cuenta de pérdidas y ganancias de manera individual, les das un ejemplo a cada grupo y lo ponen en práctica juntos creando un póster con la estructura del documento real. Tú los corriges y diriges.
  3. La técnica de la magdalena. cupcakeLos 50 minutos que dura la clase deberían estar divididos de esta forma:
    • Buena base: ten claro de lo que partes. Hazte la siguiente pregunta: ¿qué saben mis alumnos de este tema? No menosprecies a tus propios alumnos y asume que puede que ya sepan cosas sobre el tema que vas a explicar hoy. Hazlo 2-3 semanas antes de explicar ese tema, cuando no se lo esperen. Unas cuantas preguntas hacen el papel.
    • Bizcocho: Actividad 1 para adquirir conocimientos. Hay miles de tipos.
    • El glaseado: Actividad 2 para adquirir conocimientos. Hay miles de tipos.
    • El molde: Conoces a tus alumnos y adapta las actividades. Hay un molde para cada magdalena.
    • El broche final: prueba que tus alumnos han alcanzado las metas que habías propuesto para ese día y convierte tu clase en una magdalena de libro de recetas de repostero parisino.
  4. Más agrupaciones=mejores resultados. Cuanto más mezcles mejor. Prueba actividades individuales con trabajo en parejas y no tengas miedo a qué los alumnos realicen una tarea en pequeños grupos de 4 o 5 durante 20 minutos.
  5. Esto no es un juego, quiero saber lo que has aprendido. Controla el horno cada 10-15 minutos. Puede que tu magdalena parezca ideal por fuera pero esté más cruda que una pera. Tienes que controlar que tus alumnos entienden y aprenden lo que acaban de poner en práctica. Por decirles que lean algo en silencio no equivale a entender perfectamente. Hazlo cada vez que entres en una fase nueva de la receta, es decir tres veces: cuando acabes el bizcocho, el glaseado y tras el broche final.
  6. Pausa y reflexión. Proyecta una foto, una pregunta, pon un objeto encima de tu mesa o simplemente formula una pregunta compleja de responder o sin clara solución. Da tiempo a tus alumnos para que piensen en silencio y después trabájala como quieras. No dediques más de 5 minutos.
  7. Instrucciones claras es clave. Para liderar una clase como la que planteo con tanto cambio y tanto “jaleo” necesitas que tus instrucciones sean claras. No expliques la siguiente tarea hasta que no tengas la atención de todos tus alumnos. Algunos de mis trucos: cuento hacia atrás desde 5 en voz alta, practico mi silencio dramático (nombre creado por mi colega y amigo José, un experto en la materia), llevo mi cara de odio a otro nivel o me acerco por detrás al gracioso/os de turno que están hablando hasta que la situación se vuelve tan violenta (yo me estoy riendo por dentro) que se acaban callando.
  8. ¿Conoces a tus alumnos? Haz que sea relevante. Averigua qué hacen con sus vidas en su tiempo libre y comerán de la palma de tu mano. Luego, utilízalo a tu favor en clase implementándolo en tus actividades, formulando preguntas o en “modo broma” para captar su atención.

En próximas entradas te daré más ideas de cómo bordar tu “arranque cautivador”, controlar el horno a la perfección y depurar tus instrucciones. Pero no olvides seguir mi blog!

 

3 comentarios sobre “¿Trabajas mas que tus alumnos en clase?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s