Publicado en Feedback

El poder del “feedback”

 

19:00h. Te llenas de valor y te pones a corregir exámenes. Una combinación de preguntas a las que tus alumnos se enfrentaron con temor la semana pasada (o hace dos semanas…que te voy a contar, te ha dado pereza y lo has ido dejando).Coges el boli rojo sabiendo que tus cruces y “ticks” resultarán en un número final capaz de generar satisfacción, frustración o cabreo. Y así acaba esta historia. Al fin y al cabo, somos profesores, corregimos y damos notas. Es parte de nuestro trabajo.

19:00h. No sabes cómo has llegado a esa situación pero tienes otra pila de exámenes cogiendo polvo en la estantería de tu salón. Y Marín vuelve a sacar un 3, y tú te preguntas, ¿pero esto sirve de algo? Pues la respuesta es NO. Deja de perder tu tiempo y el de tus alumnos. Porque lo que tus alumnos necesitan es saber lo que se les da bien, lo que tienen que mejorar y cómo hacerlo y un número no les va a proporcionar esta información. Siento las malas noticias pero seguirán perdidos y sacando igual o peores notas. Y esta conclusión no es solo fruto de mi experiencia como docente sino de numerosos estudios que sugieren que el “feedback” (o comentario) es una de las maneras más eficaces de mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos. Un estudio elaborado por la FEE, Sutton Trust y la Universidad de Durham, descubrió que el feedback de alta calidad conduce a una mejora en el progreso equivalente a una media de ocho meses adicionales. Vamos, que es como si acelerases el proceso de enseñanza-aprendizaje y tus alumnos sacaran hoy las notas que deberían sacar en ocho meses.

Sigue leyendo “El poder del “feedback””